Continuar al contenido

ENVÍOS GRATIS por compras desde $150.000

Envíos gratis por compras desde $150.000

Cómo tener sexo anal sin dolor

Cómo tener sexo anal sin dolor

La preparación y estimulación previa para el sexo anal es esencial, el ano no es una zona que se va a extender por el hecho de estar excitados, hay que dilatarla a partir de estimulación y masajes ya sea manuales o linguales. También debemos tener en cuenta que es la zona número uno por la cual se pueden adquirir infecciones de transmisión sexual, al no lubricarse ni dilatarse de manera natural, debido al rose es un área que está sensible a lesiones ya sea de tejido o parte vascularizada y queda expuesta a microorganismos, la buena utilización de lubricante ya sea a base de agua o silicona es absolutamente necesaria, masajear, masajear todo lo que se pueda de lo contrario sería muy doloroso.

Esta zona debe formar parte de nuestros puntos de placer, antes que nada, se debe conversar en pareja, expresar nuestro deseo de practicarlo y saber si es reciproco, puede pasar que alguno no quiera o no disfrute penetrando analmente o que no se quiera ser penetrado, lo debemos disfrutar y desear por igual, el consenso es lo que le da validez a toda practica sexual.

La penetración anal es tan válida como la penetración vaginal, socioculturalmente se ha relacionado con prácticas exclusivas de la comunidad homosexual, lo cual es absolutamente equivocado, esta es una práctica que todos pueden realizar, así como también hay muchas mujeres y hombres que solo están interesados en la estimulación de la zona perianal, recibir y dar placenteros masajes en la línea Inter glútea, así como en el ano.

En el sexo anal no necesariamente debe haber penetración (si es que tu pareja tiene un pene) se puede practicar por medio de juguetes sexuales especiales para ello, incluso para los hombres hay masajeadores de próstata, puede ser practicado con los dedos o sentir placer por medio de plug anales, hay miles de posibilidades por explorar o descartar.

En el caso de las mujeres, nada tiene que ver el clítoris con el ano, son zonas que se trabajan diferente, hay que explorar y preparar esa zona por aparte.

¿Por qué las mujeres sienten orgasmos cuando las estimulan vía anal, si en teoría el clítoris es el creador de orgasmos?

Esto tiene que ver con el nervio pudendo, lo que se ha podido estudiar hasta este momento, es un nervio que se encuentra en la región pélvica y reúne gran parte de la sensibilidad de esta zona y de los órganos allí alojados. Este nervio tiene un gran trabajo dentro de la plataforma orgásmica y el envío de mensajes de la pelvis hasta el cerebro y que este de vuelta envié la sensación de sentir el orgasmo, pero también tiene mucho que ver cómo se conecta el placer con la parte emocional, qué tanto excita el hecho de estar siendo penetrada o penetrado por el ano.   

Siempre será recomendable usar preservativo con buena cantidad de lubricación ya que recordemos esta una zona séptica, hay que jugar con las diferentes profundidades y ritmos, al principio debe ser muy lento y quedarse allí un buen tiempo para ir probando la sensación y la dilatación, se puede comenzar con un dedo, dos dedos, con un plug anal y luego con el glande si así se desea, y se deberá cambiar el condón si después habrá penetración vaginal.

Se puede sentir la necesidad de ir al baño a evacuar, algo completamente normal porque es un esfínter, al penetrar se estimula y le dice a tu cuerpo: es hora de descargar y si, puede pasar, por ello hay muchas personas que deciden no tener sexo anal.

Si están haciendo el masaje, si están lubricando y si están dilatando y duele, lo que debe estar fallando es la posición sexual, la postura tiene mucho que ver y eso depende de la anatomía de cada persona, la más usual en este caso es estar en cuatro y no es la más eficiente porque permite que el pene esté rosando demasiado hacía el colon y no hacía abajo que es donde podría haber un poco más de sensibilidad y conexión con los órganos sexuales internos y en el caso de los hombres nos aproximamos al punto P y se genera una gran sensación de placer.

Pueden probar la orquídea: hombre o mujer (en el caso de tener un arnés puesto) tumbada boca arriba, persona que va a ser penetrada sentada en cuclillas, esta posición permite controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, se puede variar un poco poniéndose en posición de perrito, pero la persona que penetra sigue debajo boca arriba, con esta postura hay mayor apertura de la pelvis.

La campana: persona que va a penetrar de pie al borde de la cama o superficie en donde estará tumbada su pareja, piernas dobladas con las rodillas hacía su pecho, es otra muy buena opción si ya se logró estar a gusto con la penetración, como tus piernas van hacía atrás permite mayor accesibilidad hacía la zona rectal.

De cucharita es otra buena opción para empezar, los dos pueden tener el control de la profundidad y el ritmo.

Artículo anterior Sexo Rapidín
Siguiente Artículo Las mejores poses para tener relaciones

Deja un comentario

* Campos requeridos