Continuar al contenido
Disfruta la cuarentena: Envío gratis por compras de $100.000
Disfruta la cuarentena: Envío gratis por compras mayores a $100.000
Relato Erótico- Mi primer orgasmo bajo el agua

Relato Erótico- Mi primer orgasmo bajo el agua

Hola, quiero compartir mi experiencia de cómo fue mi primer orgasmo bajo el agua. Hoy que lo recuerdo y que estoy escribiendo este relato, debo confesarles que fue como siempre lo había soñado.

Mi nombre es Claudia, ese no es mi nombre real, es el apodo que me pongo en las páginas y aplicaciones para conseguir el polvo del día y así parecer más puta, supongo que de esa manera luciría más interesante. Soy contadora y trabajo para una firma de abogados muy grande de la ciudad, y trabajo con el hombre más espectacular que alguna vez haya conocido.

Una tarde después de salir del trabajo a eso de las 2 p.m. me encontré con él. Un macho de 32 años, alto, blanco y barbado. Ojos grandes y mirada provocadora y lo mejor es el bulto que se le marca siempre en sus pantalones, que por obvias razones no podía dejar de mirar. Su nombre es Mauricio y con él ya había salido en varias oportunidades. A los dos nos gustaba la compañía del uno y del otro y la adrenalina de saber que mi esposo me esperaba en casa hacía que los encuentros entre Mauricio y yo fueran más excitantes. Ese día él me invitó a una cerveza, que por supuesto acepté. Hacía mucho calor.

En medio de risas y varias cervezas insinuó que quería pasar un rato a solas conmigo y yo que siempre he sido tan descomplicada le dije que listo. Obvio lo deseaba un montón. ¡Qué rico!  Llegamos a un motel muy grande y famoso de la ciudad y el portero nos ofreció un cuarto con jacuzzi que él accedió a pagar, todo muy normal hasta ahí. Yo antes ya había estado allí con mi esposo y tengo que decirles que es uno de mis favoritos.

Cuando entramos pasó lo que tenía que pasar. Besos van, besos vienen, me chupó la vagina como nunca nadie lo había hecho. Su verga medía más o menos 16 cm, no tan grande para el cuerpo que tenía, sin embargo era el mejor polvo que había tenido hasta ahora. Luego nos metimos al jacuzzi y Mauricio me vuelvió a besar y acariciar, mientras que con sus dedos me masturbaba suavemente, ahí es cuando digo que comenzaría una de las mejores experiencias de mi vida. Al verme muy excitada, este tipo se sumerge en el agua y empieza nuevamente a hacerme sexo oral… oohhh my gad, qué delicia de orgasmo, sí que lo estaba disfrutando. Nunca en mis 30 años había tenido un orgasmo como el que había experimentado y sin pena debo decir que Mauricio sabe muy bien cómo llevarme hasta el cielo con su prominente lengua. 

Artículo anterior Consejos sexuales: hombres: ¿cómo iniciar con la estimulación de próstata?
Siguiente Artículo Los juegos previos y el sexo | Consejos Sexuales de Cuarentena

Deja un comentario

* Campos requeridos

x