Continuar al contenido

ENVÍOS GRATIS por compras desde $150.000

Envíos gratis por compras desde $150.000

¿Qué es el Clittage?

¿Qué es el Clittage?

Antes de ahondar sobre la técnica llamada Clittage, es importante resaltar que tanto de manera individual como en pareja se debe explorar y encontrar el potencial erótico en todo nuestro cuerpo y no solo centrarnos en los órganos sexuales que apenas son aproximadamente el 30% de nuestra capacidad para sentir placer: besos, caricias, masajes y estimulación de todas las zonas erógenas y los potenciales de sensibilidad, serán absolutamente necesarios como parte del juego previo.

Estimulación del clítoris sin las manos

Masturbarse en pareja es una de las maneras más eróticas y divertidas para pasarla bien y alcanzar el orgasmo, en el caso de las mujeres la estimulación del clítoris es la forma más efectiva con o sin penetración, se suele emplear la lengua o las manos para estimularlo, pero existe otra técnica muy excitante para obtener el mismo resultado: El Clittage.

Consiste en un masaje a la vulva que realiza el pene erecto (sin utilizar las manos) y es controlado solo con movimientos de cadera para luego centrarse en el clítoris, una técnica ganadora pues los dos recibirán placer sexual porque también se estimula el glande, el cual es altamente sensible. Las manos mientras tanto, pueden utilizarse para acariciarse mutuamente.

Para aprovechar al máximo este masaje deben arrodillarse y estar frente a frente, con las pelvis bien balanceadas, preferiblemente en una superficie blanda para cuidar las rodillas y con las piernas ligeramente abiertas. La lubricación debe ser la abundante para lograr el deslizamiento, comienza la mujer dando un ligero masaje con sus manos al pene hasta conseguir una buena erección, por su lado el hombre toma su pene, pone una buena cantidad de lubricante a base de agua insistiendo en el glande porque es la parte que irá direccionando todas las caricias y lo va a pasar sobre de los labios mayores apenas rozándolos mientras los dos van sincronizan el movimiento de sus caderas de adelante para atrás, se irán empezando a despertar las terminaciones nerviosas de la zona, luego pasar a masajear la vulva de una manera mucho más profunda en donde ya hay una presión hacía arriba y entra en contacto con los labios menores y en la entrada de la vagina, si la mujer comienza a sentir una sensación lo suficientemente placentera puede tomar el pene con sus manos y direccionarlo hacía el clítoris para masturbarse intensamente con el pene de su pareja.

Variación del Clittage

Ahora ella puede darse la vuelta y darle la espalda para nuevamente hacer el masaje con su pene y dar estímulos externos, incluso viajar un poco a la zona perianal, funciona maravillosamente para comenzar o terminar una sesión de sexo, pese a que no habrá penetración es importante el uso correcto del preservativo, ya que se produce intercambio de fluidos y contacto genital.

Al principio puede ser un poco complicado, manejar los tiempos, pero una vez que dominen el movimiento de cadera podrán concentrarse en sentir el roce de sus cuerpos y estimular con las manos otras zonas erógenas.

Si realizan este masaje, sumado a besos intensos, suaves caricias y jugando en la entrada de la vagina como si se fuera a penetrar, pero no se hace, podrán generar un nivel de excitación muy alto lo que es un buen indicador, ya que ambos estarán cerca de alcanzar el orgasmo.

Artículo anterior Cómo durar más en la cama
Siguiente Artículo Masturbación y autoerotismo

Deja un comentario

* Campos requeridos