Continuar al contenido

ENVÍOS GRATIS por compras desde $150.000

Envíos gratis por compras desde $150.000

Para qué sirve el lubricante vaginal

Para qué sirve el lubricante vaginal

Lubricantes: ¿cuál, cómo y cuándo usarlos?

Los lubricantes son productos que sirven para mejorar la fricción y la sequedad en especial de nuestra zona intima tanto en hombres como en mujeres, por esto, mejoran los juegos eróticos y el sexo, pueden ser usados en todas las etapas de la vida por cualquier persona y siempre que deseemos un encuentro satisfactorio es aconsejable usar lubricante porque es un producto que mejora, potencia y facilita la lubricación, la estimulación y la penetración.

Existe una creencia errónea que los lubricantes solo deben ser utilizados por las mujeres cuando llegan a la etapa de la menopausia o cuando tienen sequedad vaginal, lo cierto es que con el lubricante puedes estimular todo el cuerpo, aunque también existen productos y aceites especiales para masajes eróticos que no se deben usar en genitales, el lubricante es especial para nuestra zona intima, pero puede ser utilizado en toda nuestra piel.

¿Cuándo se usan los lubricantes?

Se usan para sexo oral, vaginal, la masturbación, para estimulación con juguetes ya sea en solitario o en pareja y es imperativo en el sexo anal.

Con juguetes sexuales es un infaltable para facilitar y mejorar el juego, además de proteger el juguete. Algunas mujeres no lubrican lo suficiente y si es algo significativo y que cause molestias y dolor hay que acudir al médico y consultar.

Es el mejor aliado para las mujeres que usan la copa o el disco menstrual, antes de introducirla en el canal vaginal, aplicar una buena cantidad de lubricante con base de agua en la superficie de la copa o el disco, esto facilitará que se deslice hasta el interior sin molestias ni dolor.

¿Qué tipos de lubricante existen?

Existen gran variedad de lubricantes en el mercado, pero básicamente se dividen en 2:

  • Base de agua
  • Base de silicona

Dentro de estos dos existen otros subgrupos: los hay ecológicos, comestibles, relajantes, dilatadores, retardantes, veganos, calientes, fríos, híbridos, anales (inhiben el dolor), con sabores y elegirlos va a depender de la práctica que quieras realizar, del lugar y del material de juguete sexual.

Los lubricantes de agua son solubles y los más recomendados para el uso de todas las personas, no dejan sensación pegajosa o aceitosa no dejan manchas en la ropa, no alteran el pH natural de la vagina y son estupendos para masajear porque se reabsorben en el cuerpo y se pueden lamer o comer sin problema.

Características:

  • A base de agua
  • Neutro, sin olor, ni sabor
  • Textura tipo gel de larga duración
  • Su uso es recomendado por ginecólogos
  • Uso seguro con preservativos

Los lubricantes de silicona en cambio duran mucho más tiempo que los de agua, son de lenta absorción y muy adecuados para la penetración anal y se recomiendan especialmente cuando se vayan a tener encuentros íntimos que tengan contacto con el agua porque no se va a diluir fácilmente y va a tener el efecto deseado. Los lubricantes de silicona no son compatibles con los juguetes sexuales, pero son muy recomendables para penetración anal, pues como sabemos el ano no lubrica naturalmente.

Características: 

  • A base de silicona
  • Textura de larga duración, sedosa y ligera
  • Ideal para sexo anal o vaginal
  • Uso seguro con preservativos
  • No compatibles con juguetes sexuales de silicona.

Con juguetes sexuales siempre usa lubricante a base de agua.

Ventajas del lubricante

La capacidad sensorial de los órganos sexuales será aprovechada al máximo, mejora la penetración y evita que sean dolorosas, ayuda en la relajación, proporciona mayor juego erótico, estimula la mente y ayuda a salir de lo convencional, puede ser usado en todas las edades, el lubricante se debe convertir en algo de uso personal.

El pene sí necesita lubricarse y al no hacerlo se desaprovecha el potencial sensorial, si colocas lubricante en el pene para penetrar o auto erotizarte la diferencia será muy importante.

El uso de la saliva como lubricante en medio de una relación sexual no es recomendable ya que se absorbe muy rápido y puede contener algún tipo de bacterias, la vaselina y los aceites no son compatibles con los preservativos porque los pueden romper y los aceites naturales son difíciles de limpiar, dejan la región intima húmeda y cuando esto pasa está mas expuesta a una infección. El uso del preservativo con lubricantes aumenta su efectividad.

Con la edad es probable que haya ciertos cambios, beber alcohol, el estrés, el ciclo menstrual en las mujeres, la falta de agua en nuestro organismo, los cambios hormonales, incluso el clima disminuye la capacidad de lubricar, utilizar lubricantes es completamente normal y no es indicador de tu desempeño sexual, simplemente lo mejora.

¿Cómo se usa el lubricante intimo?

Al iniciar con los juegos previos siempre pon una buena cantidad de lubricante en tus manos limpias y directamente en los órganos sexuales o zonas erógenas para estimularlos, nuevamente una buena cantidad justo antes de la penetración, no uses la misma mano para estimular el ano y los genitales, lávate muy bien antes de cambiar de zona.

Artículo anterior Qué diferencias hay entre dildos y vibradores
Siguiente Artículo Cómo elegir y usar bolas chinas

Deja un comentario

* Campos requeridos