Continuar al contenido
Disfruta la cuarentena: Envío gratis por compras de $100.000
Disfruta la cuarentena: Envío gratis por compras mayores a $100.000
Hablemos de fetiches sexuales: los más extraños

Hablemos de fetiches sexuales: los más extraños

Cada uno de nosotros tiene un gusto diferente, ya sea en temas de comida, música, colores, ropa, equipos de fútbol o ciudades; incluso, la vida sexual no se queda atrás, pues cada uno de nosotros vive la sexualidad de una manera diferente y  nos excitamos y sentimos atracción por distintos motivos. El caso más común lo encontramos en las parejas durante una relación sexual, pues cada uno de ellos asume un rol diferente. En nuestra intimidad podemos dejar volar la imaginación porque cuando la mente, el cuerpo y las emociones se fusionan es cuando experimentamos sensaciones realmente fascinantes y divertidas.

Algunas personas llevan estas situaciones o deseos sexuales al límite, en el que se puede combinar el sexo con manías, objetos, animales y un sinfín de actos atípicos que para ellos resultan ser muy excitantes y para otros prácticas muy raras y esto es lo que se denomina: fetiche.

 Pero, ¿qué es?

El fetichismo sexual es un término creado por Sigmund Freud.

Anteriormente, el fetichismo se vio como un tabú, pero esto ha ido cambiando con el paso del tiempo, ahora las personas que tienen la mente más abierta a experimentar y encontrar momentos diferentes con su pareja o solos.

Por lo regular, identificar el origen de un fetiche es complicado, ya que muchas veces se detecta antes de que la persona se vuelva consciente de ellos.

En Bali Sex Store te presentamos los fetiches más comunes:  

No todos los fetiches son atípicos, algunos son bastante inofensivos, estos son algunos de los más comunes: 

  • Altocalcifilia: este fetiche consiste en la excitación por el calzado femenino, especialmente los zapatos de tacón alto.
  • Disfraces:  este es uno de los más conocidos por la gente, es una buena herramienta para fantasear con diferentes roles y brinda la posibilidad de salir de la rutina.
  • Sumisión y dominación:  este consiste en que cada uno asuma un rol, por lo general el hombre es la persona dominante y se ayuda de juguetes sexuales como tobilleras, látigos, collares, vestidos de cuero, muñequeras, entre otros.
  • Lencería: estas  prendas resaltan la sensualidad de la mujer, con su variedad de telas y texturas, muchos hombres prefieren que su pareja tenga puestas medias largas o sostenes de lencería durante el sexo, otra opción que puedes usar para enloquecer a tu pareja son los accesorios de Bijoux Indiscrets, que te dan mucha elegancia y sensualidad a la vez. 

Los fetiches más raros

Existe una gran variedad de fetiches poco comunes y un tanto extraños, pero que la gente encuentra placer en realizarlos, estos son algunos:

  • Agalmatofilia: excitación sexual a una estatua, muñeca, maniquí u otro objeto figurativo similar.
  • Anastimafilia: atracción intensa hacia personas con obesidad, aunque también se define así a personas que sufren atracción por personas de altura diferente a la propia 
  • Coprofilia: excitación sexual que se experimenta cuando el "dueño" del fetiche entra en contacto con las heces. Los fetichistas se pueden excitar fácilmente por el olor o la sensación de las heces.
  • Formicophilia: excitación sexual o interés en ser mordisqueado por insectos como hormigas u otros insectos pequeños.
  • Frotismo o froteurismo: excitación sexual recibida al tocar un extraño en un lugar lleno de gente.
  • Masoquismo: excitación sexual recibida por experimentar dolor físico y psicológico.
  • Parcialismo: excitación por una parte concreta del cuerpo de la pareja que no tenga connotaciones sexuales explícitas, por ejemplo, pies o manos.
  • Podafilia: excitación sexual al ver, oler o tocar los pies (es una variante del parcialismo).
  • Pubefilia o ginelofilia: excitación sexual al ver o tocar el vello púbico.
  • Sadismo: excitación sexual recibida de causar dolor físico y psicológico a otra persona.
  • Triolismo: la excitación teniendo al observar abiertamente a la propia pareja teniendo relaciones con otra persona.
  • Urofilia: excitación o placer sexual por orinar u orinar en otros.
  • Voyeurismo: excitación sexual y placer recibido de espiar a otros para la gratificación sexual.

Por lo tanto, los fetiches sexuales son una connotación de lo que somo seres humanos nos identifica y nos apropia dentro de nuestra sexualidad y en cómo la desarrollamos, vivimos y expresamos.

No tengas miedo a experimentarlos, pues como bien dicen por ahí, "En la variedad está el placer" y es mejor aventurarnos a practicarlos que quedarnos con las ganas de lo que pudo haber sido. ¿O tú qué piensas?

Artículo anterior ¿Por qué se celebra el mes del Orgullo Gay?
Siguiente Artículo Consejos sexuales: hombres: ¿cómo iniciar con la estimulación de próstata?

Deja un comentario

* Campos requeridos